Archivos para el mes de: junio, 2014

Anuncio importante (y feliz):

Un jurado compuesto por poetas muy geniales dictaminó que mi libro El rugido leve (las canciones de Ryan Karazija) va a publicarse bajo la edición del Consejo Estatal para la Cultura y las Artes de Hidalgo. Hidalgo es el estado de México donde está la ciudad de Pachuca, yo vivo ahí. El premio lleva el nombre de un poeta que no me gusta tanto, pero que es muy importante y celebrado por acá. También me van a dar una buena cantidad de dinero que gastaré en pagar la deuda que tengo (con mi madre) por la publicación del primer libro (https://payhip.com/b/vgl4) y en otras cosas como boletos para conciertos, ropa y un controlador MIDI para seguir jugando en Garage Band.

Ryan Karazija existe en la vida real y es el hombre clave en Low Roar, un grupo musical estadounidense. La primera parte de mi libro es sobre el exilio de Ryan a la ciudad islandesa de Reykjavík, donde escribió las canciones que integran su primer disco titulado también Low Roar. La segunda parte de mi libro es una re-escritura de las doce canciones que integran el álbum (https://www.youtube.com/watch?v=1E7tz0zRlpE). Low Roar, de Low Roar, es un disco emocionalmente fundamental para mí, por eso le escribí un libro. No sé si volveré a escribir un libro así de personal, tal vez lo haga aunque quizás no: es incierto. Mientras tanto estoy muy contento de que se vaya a publicar algo que pensé que sólo me interesaba a mí; supongo que algo hice bien: al menos les gustó a los jueces 🙂 Igual creo que debo decir que es el primer libro que pensé que escribiría, pero no fue así porque tal vez todavía no estaba listo para escribirlo en ese tiempo, entonces mejor escribí el ROJO (?). Pero sí. Gracias por leer esto, estoy muy feliz entonces los amo a todos y les agradezco (no sé exactamente qué) con mi vida. Adiós ❤

 

P.D.: Si dan click sobre la imagen podrán leer un poema del libro nuevo (den click sobre la imagen).

Anuncios

El mundo es una nota musical. Las personas son el rostro que imagino tras el sonido de su voz. He olvidado la forma de las cosas. Creo conocer todo lo que tocan mis manos. Desconozco aquello que no roza mi piel. El mundo es una playa gigante y yo soy la línea rompiente. Lo que existe es la marea que toca, la marea que se aproxima y yo estoy en medio, estático. Si me muevo de un lado hacia otro, eso no lo sé. Mi hogar es la sombra, el lugar fantasma que es el silencio en los ojos. La oscuridad es el silencio en los ojos. El rostro del mundo es la luz que filtran mis párpados, y es demasiado para un hombre.  Yo soy el hombre, quiero decir, el muchacho, quiero decir, la muerte segura que es arrojarse al vuelo con las alas derretidas.

 

 

Fragmento de la segunda parte de mi cuento Eli, que se puede leer completo acá:

 

http://www.milenio.com/firmas/martin_rangel/Eli-primera-parte_18_310948937.html

http://www.milenio.com/firmas/martin_rangel/Eli-segunda-parte_18_315148543.html