Y ahora mi amor, ya más encabronado

sólo atina a derrumbar botellas,

botellas donde hubo alguna vez mi sombra líquida.

Dalí Corona

Y así es como mi sombra,

mi sombra que es comprobación de mi existencia,

mi sombra que es porque yo soy,

y yo soy acaso porque la llevo conmigo,

languidece.

Anuncios